El olor a tabaco es uno de los mayores problemas de mal olor que encontramos entre nuestros clientes.

¿Recordáis cuando estaba permitido fumar en cualquier lugar público? Salíamos una noche a cenar y llegábamos a casa con olor a tabaco en la ropa, chaquetones, pelo… fumábamos en la oficina, en las salas de espera, en el autobús o en el avión, incluso en los colegios.

Cuando en enero de 2006 entró la ley que prohibiría fumar en todos los lugares públicos cerrados, fue un jarro de agua fría para todos los fumadores del momento, pero también permitió a los no fumadores respirar sin humo, animó a muchos fumadores a dejar de fumar y provocó un cambio en el sector de la hostelería que obligó a equipar las terrazas para usarlas en cualquier estación del año.

Tanto los fumadores como los no fumadores conocemos los problemas e inconvenientes que ocasiona el tabaco a quienes deciden fumar.

  • Enfermedades como el cáncer de pulmón, enfermedades bronquiales, manchas en la boca y en la piel,
  • Envejecimiento de la piel.
  • Cansancio ante el esfuerzo físico.
  • Mal aliento, aunque un fumador se lave los dientes y la boca, el olor sigue permaneciendo y saliendo a través de su aliento.
  • Mal olor corporal, el olor a tabaco se queda impregnado en toda la ropa, en el pelo…
  • Mal olor en casa.
  • Discrepancias con los amigos, un fumador siempre quiere sentarse en una terraza a tomar un café aunque esté a 0ºC,
  • Cuando fumas y no sabes donde sentarte por que te pongas donde te pongas a tus amigos les molesta el humo de tu cigarrillo.
  • Nervios, cuando fumas crees que el tabaco te calma los nervios por lo que cuando tienes un conflicto, problema, preocupación… necesitas buscar un lugar donde fumarte ese cigarrillo que supuestamente calmará tu ansiedad, y si no tienes posibilidad de hacerlo tus nervios van en aumento.
  • ¿Cuanto te cuesta cada paquete de tabaco? ¿Cuantos cigarrillos fumas al día?

Quienes hayáis dejado de fumar habréis experimentado los beneficios que ha tenido en vosotros dejar de fumar.

  • Libertad, ya no tienes que quitarte el pijama cuando mas cómodo estás en el sofá para salir a comprar tabaco.
  • Eliges el lugar donde te apetece tomar algo por otras muchas razones y no por que tenga una terraza para poder fumar.
  • Consigues mas tiempo en el día, ¿cuantas veces al día dices «me fumo este cigarro y ya me pongo con esto»?
  • Hueles bien, te compras un perfume y hueles a él, antes daba igual como de caro fuera el perfume que llevabas puesto, olías a tabaco.
  • Tu casa huele bien.
  • Limpias menos ¿cuantos de vosotros fumabais en la cocina y teníais que limpiar los azulejos varias veces al año por que se ponían amarillos?
  • Tu salud mejora, se nota en la piel, tus dientes están mas blancos, te resfrías menos y tienes menos tos, te cansas menos y te apetece hacer deporte.
  • Tranquilidad, si tienes un conflicto, problema, preocupación ya no necesitas buscar un lugar donde fumarte ese cigarrillo que supuestamente calmará tu ansiedad.
  • Podrás darte un capricho o caprichazo si pones el dinero que gastabas en fumar en una hucha.

Muchos de vosotros querréis dejar de fumar y no encontráis el momento, otros lo intentaréis y hasta ahora no lo habéis conseguido, otros ni os lo proponéis por que os gusta fumar, y cada uno tenéis vuestros motivos para elegir si fumar o no fumar, y no podemos ayudaros a tomar ninguna decisión al respecto, pero sí ayudaros a eliminar el mal olor que el tabaco deja en vuestros hogares.

Con nuestra bola de olor podéis eliminar el olor a tabaco, ya que la bola recoge el aire, con él el humo del tabaco y las partículas que causan el mal olor en el ambiente, filtra esa suciedad en el agua y expulsa el aire limpio y perfumado. Es el único producto del mercado que elimina el mal olor en lugar de camuflarlo.

¡Muchísimas gracias por llegar hasta aquí!

Y si os ha interesado esta reflexión os animamos a que nos dejéis vuestros comentarios y opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *