«Tengo que decir que con la lámpara catalítica estamos ENCANTADÍSIMAS. En casa somos alérgicas mi hija mayor y yo, bueno, bueno!! Desde que la estamos poniendo no tenemos ningún problema de respiración, no se nos reseca la nariz, podemos respirar bien! No tenemos acumulación de moco en la garganta…. Un 100 le damos. Además, la peque (tiene 4 años) desde que empezó el cole, no había soltado los moquetes, pues bien, lleva dos semanas (el tiempo que la estamos usando) sin ponerse mala!! Le voy a hacer un altar a la lámpara! Vamos, ni la de Aladdín!»

Así respondéis después de usar la lámpara catalítica.

Comenzamos a utilizar la lámpara catalítica con un ritual de encendido que sorprenderá a nuestros invitados si la preparamos mientras tomamos un aperitivo, para que huela bien la estancia durante la cena. El ritual de encender la mecha, dejarla unos minutos con la llama y después apagarla, ponerle la tapa decorativa y notar como de inmediato la estancia se va inundando de un agradable aroma, es una forma de empezar a ser unos buenos anfitriones.

Pero esa sólo es una de sus utilidades, la que a nosotras cuando la conocimos mas nos llamó la atención y ahora quizá la que menos utilizamos.

La lámpara catalítica fue inventada por Maurice Berguer, una auxiliar de farmacia, antes del año 1900, con el fin de eliminar algo que preocupaba bastante en aquella época, como era la asepsia en los hospitales. Por aquel entonces era una tecnología revolucionaria (y creemos que hoy también lo sigue siendo) que purificaba la atmósfera en espacios cerrados, matando bacterias y eliminando malos olores.

Hoy también hemos descubierto que además de eliminar malos olores y destruir bacterias, es muy recomendable para personas con problemas respiratorios y alergias. Una noche que mi pareja no podía dormir debido a la congestión de la alergia, se me ocurrió encenderla y sorprendentemente para nosotros, la congestión desapareció. Desde entonces cada noche la encendemos durante 10 minutos y duerme como un bebé.

Como veis, son muchos los usos que podemos darle a las lámparas catalíticas. Perfuman y desinfectan de forma rápida e intensa cualquier estancia, eliminan los malos olores, destruyen los virus, alivian los síntomas de la alergia y te hacen quedar bien ante tus invitados.

Nos sentimos muy felices por haber encontrado este descubrimiento y habéroslo hecho llegar, felices de poder ayudaros a eliminar el mal olor que os pueda surgir en un momento determinado, pero mucho mas felices de poder ayudaros a mejorar los problemas respiratorios que tenéis en vuestro hogar.

También nos sentimos muy emocionadas con la respuesta que nos estáis dando quienes ya la habéis probado. Recibimos mensajes diariamente como el que os hemos puesto al inicio y nos hace muy felices contribuir a vuestro bienestar.

Pinchando aquí llegáis directamente a nuestra sección de lámparas catalíticas y los perfumes que debéis utilizar en ellas. Pinchando en cualquiera de ellas encontráis el modo de uso. Aunque ya sabéis que estamos en el teléfono, en el correo electrónico, en el Facebook o en el Instragram para resolver cualquier duda que podáis tener.

¡Gracias por llegar hasta aquí y formar parte de nuestra comunidad!

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *