Mathilde M. es una marca francesa de la que como ya sabéis, estamos muy enamoradas, sus aromas atalcados, suaves, sensuales, son únicos y nos tienen el corazón conquistado.

Mathilde M. tiene muchos formatos distintos en los que podemos difundir sus aromas según el espacio en el que los queramos aplicar. Hoy vamos a hablar de dos de los formatos que mas nos gustan a nosotras, el perfume de ambiente y el perfume de almohada.

Ambos formatos vienen en un frasco con difusión por spray, pero cada uno de ellos se utiliza para conseguir resultados distintos.

El perfume de ambiente de Mathilde M. lo pulverizamos al aire para perfumar de forma puntual e intensa cualquier estancia, su pulverizador genera una nube de gotas en el ambiente, tan minúsculas que apenas pesan y eso hace que permanezcan durante mas tiempo en el aire y por lo tanto estén perfumando nuestras estancias durante mas tiempo. Al pesar tan poco y permanecer durante tanto tiempo en el ambiente, esas microgotas se secan antes de llegar al suelo, por lo que no lo manchan, que es un problema que nos encontramos muchas veces a la hora de utilizar ambientadores en spray.

El perfume de almohada de Mathilde M. es ideal para utilizarlo sobre la almohada, las sábanas, los cojines… su función es ayudarnos a relajarnos con su sensual aroma y ayudarnos a conciliar el sueño, por lo que tiene muy baja intensidad en el aroma. También podéis utilizarlo en los armarios y vestidores para perfumar los tejidos de forma suave.

Son muchos los formatos para perfumar estancias que nos gustan de Mathilde M. pero entre estos dos soléis tener muchas dudas, por lo que espero haberos ayudado a resolverlas.

Si tenéis alguna duda mas, estaré encantada de ayudaros si me la dejáis en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *