En esta publicación te quiero contar mi historia, para que ya no sea solo mía o de mi familia, sino que sea nuestra. De todos los que hacemos que LOES sea posible.


Siempre hemos tenido un sueño, hacer algo que fuese nuestro, como quien deja su huella en la arena después de haber pisado fuerte. Dejar una parte de nosotras en el mundo. Pero claro, lo veíamos como un algo imposible e incluso inalcanzable y nunca pensamos que podría hacerse realidad.


El origen de LOES viene de un pequeño pueblo llamado Pontones, concretamente de la casa de una familia muy humilde: la de los (Lo)renzo (Es)cobar.


Ahora mismo se me acaba de escapar una pequeña sonrisa al recordar que, con tan solo 5 años ya me iba con mi madre a lavar la ropa al pozo. Es gracioso porque parece que estoy hablando de algo de hace siglos y solo tengo 38 años. Ahora esa pequeña parte de mi es un aroma, el aroma más vendido de la historia y, por lo tanto, ya no es solo mío, ahora forma parte de todos vuestros hogares.


Echo un vistazo atrás en el tiempo y veo, desde otra perspectiva, todo el camino que hemos andado, todas las cuestas que hemos subido y la cantidad de obstáculos que hemos tenido que superar para poder observas las vistas de este precioso paisaje que hemos creado. La verdad, siento un gran orgullo por lo que estamos haciendo y por todas las personas maravillosas a las que estamos conociendo.


Con nuestra marca, queríamos compartir con el mundo nuestros recuerdos, nuestro punto de vista frente a la vida y nuestra manera de vivir. Se trata de nuestro pequeño homenaje al pasado, a lo que nos ha hecho ser las mujeres fuertes, valientes y trabajadoras que somos hoy en día, pero, sobre todo, es nuestra forma de conservar algunas de esas cosas importantes que el cambio generacional está borrando. La vida va muy deprisa y podemos tenerlo todo en un “click” y, a menudo, todas esas pequeñas cosas que nos hacen felices pasan desapercibidas.


Los aromas nos hacen conectar con nuestros mejores recuerdos y, al mismo tiempo, nos hacen valorar aún más todos esos momentos en los que éramos felices y no lo sabíamos.

Los momentos en el patio jugando, charlando y escuchando “Pisando fuerte” de Alejandro Sanz. Con ese aroma a jazmín…


Esos días especiales en casa de la abuela preparando su espectacular arroz con leche. Os prometo que, si el amor fuese comestible, sería ese arroz con leche. Aunque, pensándolo bien, también podría ser el bizcocho de calabaza que hace nuestra madre en los reencuentros por Navidad.


Algunos de nuestros recuerdos más divertidos vienen de las noches de verbena en el pueblo con los amigos, los de toda la vida, y la familia.


Todavía se me ponen los pelos de punta al recordar las mariposas en el estómago con los primeros besos.


Siempre hemos vivido en un pequeño pueblo, con muy poquitos habitantes, por lo que nos resultaban muy emocionantes las primeras veces que salíamos de allí para conocer lugares nuevos.

Lo que el tiempo también nos ha enseñado es que hay cosas que nunca cambian. No hay nada como el hogar, a nosotras nos gusta mucho sentirnos en casa y salir por el campo a dar paseos al fresco.


Y es que es una sensación maravillosa, el volver a hacer cosas que recuerdas con cariño y sentirnos igual que la primera vez. Como si el tiempo no hubiese pasado en realidad.


Es cierto que, como ya hemos dicho antes, el mundo va cada vez más rápido y el tiempo borra tanto alegrías como tristezas. LOES es nuestro regalo para el mundo. Intentar mantener las huellas de los paseos de toda una generación para que el tiempo no las borre.


LOES cumple 2 años. Gracias por acompañarnos en cada parte de este camino. Aún nos quedan muchos pasos que dar juntos, ¿damos el siguiente?

One thought on “Todo lo que no sabías de LoeS

  1. Paqui dice:

    Una historia preciosa que hemos compartido en muchos hogares, se pone el vello de punta al recordar esas historias tan maravillosas en las cuales hemos compartido cada una en nuestros hogares. GRACIAS por transportarnos a esos momentos tan INCREÍBLES como vosotros. Os quiero como algo mío, de verdad os lo digo de corazón ♥

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *