¿Mal olor en la secadora?

Muchas veces en las secadoras se queda cierta humedad que va acumulando baterías y generando mal olor. La eliminación de este olor es una tarea fácil, si conoces algunas claves. A continuación, te damos las claves para deshacerte del mal olor:

TRUCOS CASEROS

  1. Lo primero que tienes que hacer es localizar de dónde viene ese mal olor. Lo más probable, es que tengas una acumulación de moho en el tambor. Pero, otras veces puede ocurrir que una pieza de ropa quede atrapada y ésta se esté descomponiendo y produzca ese mal olor. 
  2. Limpia el tambor y todas las pelusas que se han ido quedando en el interior de la secadora. Si fuera necesario utiliza una linterna para asegurarte que todas las áreas han quedado limpias. 
  3. Pon la secadora a funcionar vacía a una temperatura de 45 a 60 minutos, para secar aquellas humedades que hayan podido quedar dentro de ella. Tras terminar el ciclo, comprueba si el olor ha sido eliminado.
  4. Revisa la ventilación, muchas veces ocurre que las pelusas que van quedando atrapadas dentro de la secadora y van tapando la ventilación. Asegúrate que la ventilación siempre esté limpia y no tenga ningún tipo de obstrucción.
  5. Haz siempre la misma rutina, tras terminar los ciclos de la secadora deja la puerta abierta unos 45 minutos para eliminar cualquier resto de humedad que pueda quedar dentro. Cada dos semanas limpia todo el interior de la secadora, para eliminar cualquier pelusa o bacteria que pueda quedar atrapada. 

TE RECOMENDAMOS

Desde el equipo de D’Arome te dejamos un truco que hará que reduzcas la electricidad estática de la ropa, disminuyas el tiempo de secado y conserves la suavidad de las prendas. Si a esto le añades unas gotas de bruma o aceite esencial de lavanda, tu ropa tendrá un aroma increíble y saldrá perfumada. ¡Te encantará!

 

No te olvides de probarlo y escribirnos para contarnos qué tal ha sido tu experiencia. 🤗

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.