Tu vida puede estar a un paso de cambiar por completo, pero no se trata de uno de esos cambios que dan vértigo, al contrario, harán que te sientas mucho mejor.  ¿Estas harto de que, en algunos momentos del día, te invadan la tristeza y los pensamientos negativos? ¿Te gustaría relajarte y dormir tranquilamente? ¿Echas de menos sentirte en paz? No sufras más.

Puede parecer que estos problemas tienen una solución muy compleja, pero, al contrario. La aromaterapia te permite conseguir todo esto que buscas gracias a las propiedades que aportan los aceites esenciales naturales.

En D’Arome contamos con una amplia variedad de aceites que te ayudarán a sentirte muchísimo mejor, ¿te apetece verlos conmigo? Empezamos:

ABETO: tiene un aroma limpio y fresco. Tiene muchas propiedades, pero destaca su poder antiséptico a nivel respiratorio. El aceite de abeto se lleva utilizando durante mucho tiempo para tratar patologías graves de la respiración.

Durante el invierno y con las alergias de la primavera, es normal que nuestro sistema respiratorio se vea perjudicado. El aceite esencial de abeto hace que te sientas fuerte para que estes más protegido.

LEMONGRASS: aporta una fragancia fresca e intensa. Ayuda a reducir la fatiga, estimular la creatividad y, además, tiene un gran poder para eliminar bacterias, microbios y hongos de los sistemas digestivo y respiratorio.

No solo hace que estes mentalmente más activo, sino que también te limpia por dentro de malos organismos. Te ayuda a crear cosas buenas y elimina todo lo malo.

MENTA PIPERITA: tiene un olor a menta que es fácilmente reconocible por su intensidad. Al utilizar este aceite notarás como los síntomas del cansancio van desapareciendo poco a poco y de manera natural. Se utiliza mucho para en aromaterapia y, su frescura, hace que se despeje la mente al mismo tiempo que libera a tu cabeza de mareos, nauseas y vértigos.

Asimismo, hay quien lo utiliza para fortalecer y evitar la caída del cabello. Solo tenemos que añadir un par de gotas en nuestro champú.

ROMERO: Es, sin duda alguna, un aceite cuyas propiedades te ayudan a sentirte con más energía, a reducir considerablemente el estrés y a calmar las molestias musculares.

Además, este aroma natural queda genial en cualquier estancia ya que hace que sean más acogedoras.

LIMÓN: El punto cítrico de este aceite esencial tiene unas propiedades purificantes y energizantes que harán que te sientas mucho mejor en tu día a día. El limón siempre se ha utilizado para aliviar, curar y hacer que el cuerpo se sienta mejor. En este caso no iba a ser menos, ya que se extraen las propiedades de la cascara de este fruto para que puedas nutrirte con ellas mientras respirar.

BERGAMOTA: El aroma del aceite esencial de la bergamota es muy característico y especial, ya que es afrutado, cítrico, fresco y dulce. Ayuda a liberar esas emociones que a veces se quedan escondidas en nuestro interior y se niegan a salir. Esto, permite, al mismo tiempo, que se reduzca la ansiedad, la depresión y la tensión lo que, además, hace que tengamos un mejor humor. ¿Hay algo más saludable que estar feliz?

LAVANDA: Las propiedades del aceite esencial de lavanda os van a encantar. Sabemos que, en ocasiones, nuestras emociones pueden llegar a ser un autentico caos, sin embargo, las propiedades aromaterapéuticas que se extraen de esta planta te van a ayudar a que todo vuelva a estar en su sitio, ya que estarás mucho más relajado y calmado. Al mismo tiempo, esto hará que tus horas de sueño sean de mayor calidad.

EUCALIPTO: Las propriedades de esta planta no solo aportan frescura y limpieza al ambiente en el que se esté respirando, sino que, además, genera una sensación de bienestar en nuestro cuerpo. Este aceite esencial es perfecto para los resfriados, ya que reduce la congestión, abre las vías respiratorias y nos permite respirar mucho mejor.

PACHULI: La fragancia que desprende este aceite esencial es dulce, intensa y amaderada. Su función principal es antidepresiva, por lo que ayuda a mantener en calma nuestra mente y nuestra alma ya que mantiene lejos la angustia, la tristeza, la ira y todos los pensamientos negativos. Refuerza nuestra capacidad de concentración y reflexión, por lo que nos resultará más fácil mantener un estado sereno y tranquilo.

PASSION: Se trata de una mezcla de varios elementos como naranja, pachuli, ylang ylang, limón, bergamota, cedro y canela. Desprende un aroma dulce muy especial y marcado que nos hace potenciar nuestro afecto y entrar en un estado más amoroso y armonioso.

HAPPINESS: Este aceite esencial está compuesto por naranja dulce, mandarina, cedro, limón y hierbabuena. Las propriedades de todos estos elementos se combinan dando como resultado una fragancia que mejora nuestro estado de ánimo.

ENERGY: Es el resultado de la mezcla de los aceites de menta, lima, limón y canela. Crea un ambiente que estimula nuestro cuerpo llenándolo de fuerza y energía para afrontar el día con otro punto de vista. Cuando tú te sientes bien, el resto de cosas también lo están.

ZEN: Combina aceites esenciales de lemongrass, cedro, lavanda y geranio. Desprende un aroma fresco, intenso con matices florales. Muchas veces creemos no tener tiempo para nosotros y, a veces, cuando lo tenemos, no conseguimos relajarnos. Las propiedades de Zen te ayudan a relajarte y a que te encuentres en una continua sensación de paz y tranquilidad.

SPA: Está creada con eucalipto, romero, tomillo rojo, menta y niauli. Las propiedades de todos estos elementos combinadas te permitirán mejorar tu capacidad de concentración, debido a que despeja nuestra mente y reduce el dolor de cabeza ocasional.

DULCES SUEÑOS: La mezcla de aceites de lavanda, naranja dulce, neroli y ciprés tienen un efecto muy relajante que nos ayudan a dormir profunda y relajadamente. Haciendo, de esta manera, que tengas una mejor energía y actitud para enfrentar la rutina. La base de un buen estado de ánimo reside en un buen descanso.

 

Los efectos que tienen los aceites esenciales en nuestra vida son una maravilla, os lo podemos asegurar. Una vez que pruebes estos aceites esenciales, ya no podrás vivir sin ellos. De hecho, te preguntarás cómo has estado tanto tiempo sin ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.